Comunicado cierre salida M-40 sur desde Ventisquero de la Condesa

Madrid, 24 de octubre de 2019

La Asociación Vecinal Islas de Peñagrande desea manifestar su disconformidad en relación con la intervención realizada en el nudo de Ventisquero de la Condesa destinada a la mejora de la fluidez del tráfico de la autovía de Colmenar Viejo (M-607), que sufre importantes retenciones debido al cierre del viaducto que enlaza con la M-40 en sentido A-1.

Dicha intervención ha supuesto la clausura de la salida a la M-40 en sentido A-6 desde Ventisquero de la Condesa, creando importantes problemas de tráfico donde antes eran puntuales, y generando un segundo desagravio sobre un importante núcleo de población formado por más de 100.000 personas a las que el problema inicial no afectaba.

En primer lugar, es necesario denunciar la falta de comunicación por parte del Ministerio de Fomento hacia la vecindad de los barrios afectados directamente por esta actuación: Montecarmelo, Arroyo del Fresno, Mirasierra y Peñagrande. No solo no se ha contado con las opiniones de los vecinos y usuarios; Fomento no especificó los cortes y afecciones generadas en la nota de prensa que anunciaba las supuestas mejoras para los usuarios de la M-607. Esto ha generado el colapso definitivo de la glorieta Pradera del Saceral y su entorno, habitualmente colapsado en horas punta.

No es admisible que se realicen intervenciones en el principal acceso a los barrios del norte de Madrid sin contar con las opiniones de las asociaciones vecinales, en un intento de acordar las medidas que transitoriamente deben ser tomadas para facilitar la movilidad en sus diferentes barrios. De este modo, exigimos que para futuras intervenciones se tengan en cuenta la opinión y las propuestas de la vecindad de las zonas afectadas, quienes padecen las consecuencias de actuaciones erróneas o ineficaces, y quienes pueden aportar las mejores soluciones ya que son quienes disfrutan y usan las infraestructuras en sus diferentes barrios.

Por último, es necesario indicar que esta situación ha provocado un efecto dominó por el que se ha visto afectada toda la movilidad del distrito de Fuencarral-El Pardo. Si el corte del viaducto provoca importantes atascos en la entrada a Madrid por esa vía, la actuación sobre la glorieta de Ventisquero de la Condesa no solo supone un sinsentido circulatorio al obligar a recorrer 8 kilómetros más a los usuarios afectados, sino que además aumenta el tráfico de la avenida del Ventisquero de la Condesa y de la M-30 a su paso por la Avenida de la Ilustración, generando, además, un incremento sustancial de la contaminación en la zona que ya registraba una de las estaciones de medición con niveles más elevados de polución de todo Madrid.

Por ello, y sumándonos a las peticiones hechas por la Asociación Vecinal de Montecarmelo en los pasados días, exigimos:

  • Una reunión urgente con los responsables de cada una de las tres administraciones implicadas en este asunto (Ministerio de Fomento, Ayuntamiento y Comunidad de Madrid), dada su responsabilidad en la falta de información hacia los barrios afectados y la nula voluntad de contar con las asociaciones vecinales afectadas quienes podríamos haber aportado alternativas y soluciones.
  • Reclamamos a las tres administraciones toda la información sobre la decisión acordada: duración la intervención, plan de alternativas y medidas que se estén estudiando, una vez puesto en evidencia el caos provocado.
  • Reclamamos una mejora sustancial en el transporte público de los barrios afectados, incrementando el número de líneas y frecuencias del servicio de autobuses prestado por EMT e Interurbanos, así como el aumento de frecuencias de Metro de Madrid y Cercanías Renfe.

Asociación Vecinal Islas de Peñagrande