Proponemos mejoras en los autobuses del barrio

Mañana miércoles 13 de marzo intervenimos en el pleno del distrito de Fuencarral-El Pardo para solicitar a los grupos políticos su apoyo en la petición de mejora al Consorcio Regional de Transportes de los servicios de EMT e Interurbanos que pasan por nuestro barrio. 

Fruto del compromiso de nuestra asociación con la mejora del barrio, y muy especialmente en busca de una mejora en la movilidad urbana, siendo la mejora del transporte público la única manera de reducir la contaminación ambiental y acústica y la reducción del número de coches, proponemos al Consorcio de Transportes a través de la Junta Municipal las siguientes medidas, muy sencillas de ejecutar, que mejorarán sustancialmente el transporte interno en el barrio y aledaños.

A eso de las 19 horas, se debatirá la siguiente proposición. Te invitamos a acompañarnos en el pleno que tendrá lugar en la Junta Municipal (Avda. Monforte de Lemos 38).


Proposición número 2019/126094 que presenta la Asociación Vecinal Islas de Peñagrande. Instar al órgano de gobierno competente a:
– Que las líneas 42, 64, 137 y N21 efectúen parada en la glorieta de Salvador Maella, parada nº 1663.
– A la ampliación de la línea 602 (El Pardo – Hospital La Paz) hasta la estación de Chamartín.
– A la ampliación de la línea 124 (Cuatro Caminos – Lacoma) hasta la estación de metro de Mirasierra.
– A la ampliación de la línea 133 hasta la estación de Mirasierra-Paco de Lucía.
– A la mejora de las frecuencias de paso de la línea 67 en hora punta.
– A la puesta en marcha inmediata de la línea de bus para el barrio de Peñagrande solicitada en 2018. 

– A la simplificación de las frecuencias de paso y publicación de horarios en las paradas de la línea interurbana 815 (Pozuelo-Chamartín), mejorando su usabilidad por los usuarios, así como a la realización de una campaña de publicidad en los barrios por los que circula para dar a conocer la existencia de esta línea junto a la empresa concesionaria.


Procedemos a explicar uno a uno estos puntos:

  • Por la glorieta de Salvador Maella circulan siete líneas de autobús y solo tres de ellas efectúan parada. Creemos conveniente mejorar el transporte aprovechando la parada existente para dar servicio a espacios como el polideportivo Isla de Tabarca, la Audiencia Provincial o el supermercado Supercor, permitiendo a los viajeros de las líneas 42, 64 y 137 bajarse en la parada ya existente.

    Al mismo tiempo, nuestra propuesta permitiría a los vecinos del entorno de la Avenida de la Ilustración utilizar la línea N20 para sus desplazamientos nocturnos, dado que actualmente el bus pasa por la glorieta pero no efectúa parada, facilitando también los transbordos nocturnos.

  • La ampliación de la línea 602 desde el Hospital La Paz a Chamartín permitiría ofrecer una nueva conexión rápida con dicha estación no solo a los vecinos de Peñagrande y barrios aledaños, sino también a los de El Pardo.
  •  La ampliación de la línea 124 hasta el metro Mirasierra permitiría dotar de servicio directo a los alumnos del barrio que estudian en el IES Mirasierra, así como a los vecinos acceder al Centro de Salud de Mirasierra, Clínica Cemtro y otros muchos servicios existentes en dicha zona.
  • La ampliación de la línea 133 a la estación de Mirasierra-Paco de Lucía permite mejorar la cohesión entre barrios del distrito, acercando también Montecarmelo y sus recursos al barrio de Peñagrande.
  • La mejora de frecuencias de la línea 67 en hora punta responde a la necesidad de evitar autobuses hasta los topes a primera hora, dado que coincide la entrada de alumnos en varios colegios e institutos con visitas médicas, transbordos hacia puntos estratégicos como el metro Herrera Oria, el cercanías de Ramón y Cajal, el hospital homónimo o el hospital de La Paz.
  • El bus de barrio de Peñagrande ya fue aprobado por el distrito hace meses y su puesta en marcha depende del Consorcio de Transportes.
  • La propuesta de la línea 815 surge para ‘revivir’ una línea estratégica para el distrito, que lo vertebra permitiendo conectar Chamartín con el metro Herrera Oria en 10 minutos, con Peñagrande en 15′ y con Fuentelarreina en 20′ (cuando no hay atascos), pero sus frecuencias actuales, cada 55-65 minutos, ahuyentan a cualquier posible viajero. El objetivo es simplificar esas frecuencias para que los buses pasen cada hora en hora valle y cada media hora en hora punta. Todo ello, complementado con una campaña de publicidad que permita dar a conocer este servicio a los vecinos de los barrios por los que circula, que debería ejecutar la empresa concesionaria del servicio.